‘Hondarribia Slow’ apuesta por mimar el producto local

Publicado en Noticias
0

Diez restaurantes ofrecerán menús especiales hasta el domingo 22

HONDARRIBIA. DV. Desde 1986, cuando lo fundó el piamontés Carlo Petrini, el movimiento Slow Food cuenta con cada vez más adeptos en todo el mundo, y se contrapone a la estandarización del gusto. Aboga por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivación. El símbolo de Slow Food es el caracol, emblema de la lentitud.La delegación guipuzcoana de esta tendencia presentó ayer sus líneas maestras para el año 2009, haciendo especial hincapié en las jornadas que tendrán lugar en Hondarribia desde mañana hasta el domingo 22. Jaime Burgaña, presidente de Slow Food Gipuzkoa, explicó que «tenemos tres ejes -primavera, verano y otoño- pero esta vez arrancamos con un evento pre-primavera, el que acoge Hondarribia».Mañana arrancará Hondarribia Slow, con una charla que ofrecerá el horticultor leridano Josep Pamies, hablando sobre Producto local y comercialización. La cita es a las siete y media de la tarde en el hotel Río Bidasoa, donde posteriormente habrá un lunch. También hablarán Alberto López de Ipiña, presidente de Slow Food Araba, y Peio Urdanpilleta, pequeño productor de la única raza porcina existente en Euskadi, el euskal txerria.Verdel, chipirones…Los restaurantes Abarka, Alameda, Enbata, Gran Sol, Hotel Jaizkibel, Kupela, Laia, Loreduna, Sebastián y Sugarri componen la oferta de Hondarribia Slow y, a lo largo de estos diez días, ofrecerán menús elaborados con productos locales y de temporada, desde el verdel o los chipirones, hasta el pato criado en libertad en Peñas de Aia y el cordero que pasta en las laderas del monte Jaizkibel.Quienes degusten alguno de estos menús podrán participar en el sorteo de un lote de productos Slow Food, entregando el cupón que encontrarán en cada uno de los restaurantes citados.La asociación Slow Food Gipuzkoa que preside Jaime Burgaña prepara ya las jornadas que recibirán a la primavera, que tendrán lugar en Donostia. Para junio queda la cita con la pesca del día, mientras que en otoño, ya en Tolosa, se incidirá en los vegetales olvidados, como la berza, coliflor o puerro.

Deja tu comentario con

Escribe un comentario

Todos los campos con * son obligatorios.

*

Loading Facebook Comments ...